Aunque fue nuestro equipo el hizo casi todo el gasto en las iniciativas atacantes y creó el mayor número de ocasiones de gol (incluidos tres remates a la madera),  después de nuestras últimas “experiencias” gallegas daremos por bueno el punto obtenido en Ourense. Ari nos puso en ventaja pero Marta equilibró a la salida de un corner. En la segunda mitad, la cámara del  streming  solo reflejaba actividad en el otro lado de la cancha, en la que defendía con la eficacia de siempre Vanessa Barberá. Las nuestras no pudieron concretar sus ocasiones y salimos con un punto que nos sirve para resistir en el liderato, que no es poca cosa.