El partido en la cumbre de la liga se saldó con una trabajada victoria a domicilio en la casa del que venía siendo líder, la Universidad de Alicante, un equipo que se está mostrando muy sólido y regular. Un solitario gol, transformado en la primera mitad por María Sanz, nos devuelve al lugar que más hemos ocupado en los últimos siete años Partido intenso, como no podía ser de otra manera,  y victoria que hace que, ahora,  casi todo dependa de nosotros, con permiso de los que nos habían apeado del liderazgo. Va a ser muy duro, como este partido, pero estamos preparados.